Mamoplastía Reductora (Reducción de Mama)

/Mamoplastía Reductora (Reducción de Mama)
Mamoplastía Reductora (Reducción de Mama) 2016-12-08T15:16:18+00:00
Preguntas Frecuentes
Solicita una Cotización

Técnicamente conocido como Mamoplastía de Reducción. Es la cirugía que busca la reducción del tejido glandular, de la grasa y la piel de las mamas, haciéndola más proporcional al resto del cuerpo y frecuentemente dando alivio a molestias por el excesivo peso y consecuentemente facilitando la forma de vestirse. La forma y tamaño de las cicatrices varían dependiendo de las necesidades del paciente. Se puede realizar con anestesia general o local y el tiempo de hospitalización podría ser de 24 horas ó conforme lo acordado con su médico.

La cirugía de reducción de mamas

Actualmente, hay varias técnicas de mamoplastia capaces de alcanzar niveles de satisfacción y resultados excelentes. La tendencia actual es tratar de emplear, en lo posible, las técnicas que usan incisiones reducidas, en una tentativa de proporcionar al paciente, mamas de formato agradable con cicatrices menores. Normalmente, estas técnicas son más aconsejadas para pacientes con piel de buena calidad y aumento discreto hasta moderado del tamaño de las mamas. Cuando no existe tejido suficiente en la propia mama, el volumen puede ser aumentado usando un implante mamario, y la flacidez de piel ajustada, cuando necesario, a través de una incisión periareolar, vertical, en “T” invertido, o una combinación de estas. En general, el tamaño y tipo de cicatriz son proporcionales al grado de flacidez presente. Así como cualquier procedimiento quirúrgico, la mamoplastia envuelve incisiones en alguna parte de la mama. Para maximizar el resultado estético, y su bienestar, buscamos hacer estas incisiones en lugares estratégicos para tratar de hacer las cicatrices menos perceptibles.

Anestesia

Anestesia local, peridural o asociada, a criterio del cirujano. Tiempo de cirugía: Dependiendo de cada tipo de mama, de dos horas y media a cuatro horas, pudiendo ser extendido un poco más, en algunos casos. Entretanto, el tiempo del acto quirúrgico no debe ser confundido con el tiempo de permanencia del paciente en el ambiente de centro quirúrgico. Esta permanencia envuelve también el período de preparación anestésica y recuperación pos operatoria.

La recuperación de la cirugía de reducción de mamas

Pacientes sometidas a la mamoplastia deben seguir de reposo absoluto por alrededor de 3-5 días, evitando levantar los brazos sobre el nivel de los hombros por 2 semanas. El uso de un sostén apropiado por 1-2 meses es aconsejado para permitir la cicatrización de los tejidos en la posición ideal y acelerar la reabsorción del hichazo. El resultado final puede ser apreciado solamente con la acomodación total de los tejidos y la reabsorción total del hinchazo que ocurren típicamente después de 3-6 meses. Los puntos son removidos después de aproximadamente 14-21 días y el regreso a las actividades físicas acostumbra ser permitido después de 1 mes. Cualquier modalidad deportiva que use los brazos de manera intensa debe ser evitada por 2 meses. Finalmente aconsejamos el tratamiento de las cicatrices durante los primeros 6 meses, objetivando evitar cicatrices oscurecidas, hipertroficas y queloides.